Skip to content
 

Quién
Soy

Soy Belén, una Dietista Nutricionista empecinada en enseñar el “sencillo” arte de comer sano.

Sobre Mí

Hace ya unos años que estudié el grado de nutrición humana y dietética en la Universidad de Granada, ciudad en la que, además, di mis primeros pasos trabajando en cocinas. Disfrutaba mucho pasando el tiempo entre fogones, pero por aquel entonces no me imaginaba que la cocina formaría parte de mi futuro.

A mi regreso a Sevilla hice prácticas en el Instituto de Ciencias de la Conducta, donde trataba con personas que padecían anorexia, bulimia o trastorno por atracón. Recalco esto porque fue donde aprendí que la nutrición no consistía sólo en nutrientes, y que los factores psicológicos y sociales son clave a la hora de lograr una buena relación con la comida. Al terminar allí, empecé a pasar consulta y dar charlas gratuitas por cuenta propia.

Considero que los profesionales sanitarios no deberíamos dejar de actualizarnos para ofrecer el mejor de los servicios. Y es por eso por lo que, hasta el momento, he seguido formándome en ramas como la nutrición deportiva, el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, la psiconutrición o la dietoterapia en patologías digestivas.

Mi objetivo

Mi principal objetivo es enseñar a comer sano sin que, quienes acuden a mí, tengan la sensación de seguir una pauta dietética de manera estricta. De este modo, intento alejarme de las plantillas de menús convencionales para trabajar con herramientas más prácticas e individualizadas, que les ayuden a superar obstáculos que se plantean a lo largo del cambio de hábitos. En consulta: desmentimos mitos, entendemos nuestro cuerpo y los nutrientes que este necesita, trabajamos la planificación, el hambre emocional… Todo esto nos ayudará a practicar una alimentación saludable más flexible, intuitiva y, sobre todo, sostenible en el tiempo.

Bueno, ¿y lo de la cocina cuándo llega? Pues cuando tras pocos meses de consulta, me doy cuenta de que muchos asocian “comer sano” con alimentarse de una forma aburrida e insípida. ¡Me indigno sólo de pensarlo! No podrían estar menos en lo cierto. ¡Por supuesto que se puede comer sano sin renunciar al placer!

Mi por la Cocina

El problema es que quienes no saben cocinar, no tienen recursos, ni ideas para hacer platos saludables y sabrosos.

Las destrezas culinarias no se adquieren con un papel, por lo que no era suficiente con dar recetas apetecibles. Para cocinar rico se necesita práctica, mucha práctica. Tenía que meterme entre fogones con mis pacientes y mostrarles lo que se puede disfrutar cocinando sano. Para ello antes quise formarme de manera profesional en la escuela de cocina CookStorming y, tras casi 2 años de formación, empecé a impartir talleres allí mismo. Confirmé que la cocina es la herramienta más completa, entretenida y útil de llevar la nutrición a la práctica.

Así, poco a poco fui dando forma a lo que es, a día de hoy, el ARTE de comer SANO. En él he conseguido combinar dos de mis pasiones: nutrición y cocina. Porque confío en que podemos nutrirnos y hacerlo con cariño, esmero y dedicación, como se practica cualquier tipo de arte, disfrutándolo durante todo el proceso.

Tanto si estás aquí por la recomendación de un conocido, como si has llegado por casualidad, espero que estas palabras te hayan servido para decidir si trabajar juntos podría ser una buena elección. Ahora llega tu turno. ¡Ojalá nos conozcamos pronto!

Tanto si estás aquí por la recomendación de un conocido, como si has llegado por casualidad, espero que estas palabras te hayan servido para decidir si trabajar juntos podría ser una buena elección. Ahora llega tu turno. ¡Ojalá nos conozcamos pronto!

Wishlist 0
Continue Shopping